jueves, 19 de septiembre de 2013

La historia de "Finlandia" de Sibelius

Finlandia de Jean Sibelius (1865 - 1957) es una de las obras clásicas que podemos encuadrar dentro de la categoría de popular. Obra que aparece en todas las antologías de música nórdica. Pero... ¿conocen los aficionados el origen de esta obra?

Todos sabemos que es un poema sinfónico que ensalza el nacionalismo finlandés. Pero esta Finlandia, no describe los paisajes, los mitos o las gentes del país de los mil lagos. Es una obra de reivindicación política, en este caso contra el Imperio Ruso, y ahí se suele acabar el conocimiento que tenemos de la misma.

Mi primera Finlandia la escuché hace muchos años, Sir John Barbirolli y la Orquesta Hallé de Manchester, tuvieron la culpa. En ese momento pensaba que era un poema sinfónico, que lo es, y que mostraba la lucha de un pueblo por su libertad, también es cierto.
Escuchemos a uno de los grandes sibelianos interpretar Finlandia para comentar un poco lo que nos cuenta la obra, antes de seguir con la historia de esta composición. Leonard Bernstein dirige a la Orquesta Filarmónica de Nueva York. 


Podemos distinguir varias secciones en el poema sinfónico. Un inicio grave, amenazador muestra a una Finlandia oprimida por el Imperio Ruso. Tras ese inicio de tono severo, Finlandia se levanta y comienza la lucha por su libertad (2:50), los metales despiertan con su fanfarría, y poco a poco se imponen al primer tema, desembocando en una música más viva, casi festiva (3:28), Finlandia ha alcanzado su libertad. Ahora es el momento de cantar las glorias del país en una sección cantabile, como si de un himno se tratase (4:34), sigue la música victoriosa para volver a repetir el himno majestusamente (7:14), antes de la gloriosa conclusión.


Jean Sibelius en 1891
Muchos años más tarde, en plena Segunda Guerra Mundial, en 1941 y, tras el ataque de la Unión Soviética (más imperialista, aún si cabe, que en la época zarista), el poeta Veikko Antero Koskenniemi iba a escribir un poema para unir aún más al pueblo en la lucha por la libertad.

Recordemos que Finlandia se encontró prácticamente sola en el mayor conflicto bélico de la historia. Tuvo que soportar tres guerras. Contra la Unión Soviética (1939 - 1940), en la llamada Guerra de Invierno. Nuevamente contra los soviéticos en la llamada Guerra de Continuación (1941 - 1944), en la que Finlandia tuvo un aliado poco recomendable, al haber sido abandonada por las potencias occidentales, la Alemania nazi. Y, como con determinados amigos no te hacen falta enemigos, el conflicto acabó en la Guerra de Laponia (1944 - 1945), en la que Finlandia expulsó definitivamente a los alemanes.

Trincheras de la Segunda Guerra Mundial en Kerimäki - Finlandia


Finlandia-hymnii

Oi, Suomi, katso, sinun päiväs' koittaa,
Himno Finlandia

Oh Finlandia contempla el brillante amanecer
Yön uhka karkoitettu on jo pois, que ha vencido a la noche y la tristeza.
Ja aamun kiuru kirkkaudessa soittaa, Oigo a la alondra gozosamente cantar,
Kuin itse taivahan kansi sois'. como la vergüenza y la servidumbre se han desvanecido.
Yön vallat aamun valkeus jo voittaa, Un nuevo día traerá nueva libertad
Sun päiväs' koittaa, oi synnyinmaa.¡Vuelves a ser libre Patria mía!


Oi, nouse, Suomi, nosta korkealle, Oh Finlandia en la hora de tu libertad,
Pääs' seppelöimä suurten muistojen. tu pueblo ha luchado con fuerte brazo.
Oi, nouse, Suomi, näytit maailmalle, En todo el mundo suene la orgullosa noticia,
Sa että karkoitit orjuuden, Libres son ahora bosque y lagos, libres tus playas,
Ja ettet taipunut sa sorron alle, Cayó el tirano que una vez te hirió,
On aamus' alkanut, synnyinmaa.

 Veikko Antero Koskenniemi
Patria mía ¡vive en libertad!

 Veikko Antero Koskenniemi

Aclarar que el utilizado como Himno Nacional Finlandés, no es Finlandia, sino Maamme (Nuestra tierra) con música de Fredrik Pacius y letra de Johan Ludvig Runeberg. Desde 1990 Estonia, independiente de lo que fue la Unión Soviética, utiliza la misma composición de Pacius como himno nacional, lo que ha hecho que en Finlandia se hayan planteado en alguna ocasión utilizar el final de la obra de Sibelius.

Pero volvamos a la pieza de Sibelius. Hay una versión del poema sinfónico, en la que el coro se une a la orquesta en la sección final. Aquí nos la sirve Leif Segestram con la Filarmónica de Helsinki y el Coro Masculino Polytec.



Hasta aquí podría haber llegado la historia de Finlandia de Sibelius, que es la que más o menos todos podíamos imaginar. Pero resulta que hay bastante más y poco conocido.

En ese disco de Barbirolli al que me he referido aparecía el nombre completo de la obra, con su número de opus: Finlandia, poema sinfónico, op. 26 número 7. ¿Número 7? Eso fue lo primero que me llamó la atención. Finlandia era el número 7 de un opus musical. 

¿Era pues Finlandia un poema sinfónico de un ciclo como lo es El Moldava de Smetana dentro de Mi Patria? La verdad es que me costó mucho averiguar la historia. En una época sin internet y sin la riqueza que nos ha dado el disco compacto, no obtuve mayor información. Bastantes años más tarde del LP de Barbirolli y ya con mayor conocimiento de la música de Sibelius, se acercó el quincuagésimo aniversario del fallecimiento del genio finlandés (2007). Para las celebraciones el sello sueco BIS (al revés es SIB) comenzó a exhumar piezas poco conocidas  o descartadas por Sibelius, así descubrimos, por ejemplo, la maravillosa Ninfa del bosque. composición sobre la que volveremos algún día en este blog.
  
Entre todos esos nuevos discos, todos con la Orquesta Sinfónica de Lahti dirigida por Osmo Vänskä, apareció uno que me iba a responder a la cuestión del op. 26 n° 7. el CD se tituló Finlandia awakes, en inglés, y en ese Despierta Finlandia, la obra más importante era Música para las celebraciones de la prensa, op. 26, composición en siete movimientos, cuyo séptimo movimiento tenía un sospechoso parecido con el Finlandia que todos conocemos.  


Música para las celebraciones de la prensa es un extraño título, conozcamos su historia. En 1899, Finlandia pertenecía al Imperio Ruso. En febrero de este año, el zar Nicolás II promulgó el Manifiesto de febrero, en el que automáticamente quedaban recortadas las libertades de la autonomía finlandesa. Y, como no es nuevo en estos casos, lo primero que se hace es acallar a quién pueda contar lo que ocurre. La prensa fue duramente controlada y censurada.

Sibelius ante esta situación, decidió participar en las reivindicaciones por la libertad, un par de obritas para coro El canto de los atenienses y La rotura del hielo en el río Oulu fueron sus primeras contribuciones. Al poco fue más allá y compuso una obra sobre cuadros históricos de Finlandia. Sibelius escribió así su Música para las celebraciones de la prensa, op. 26, que subtituló Pinturas musicales en honor de la prensa finlandesa. Con esta explicación, está bastante claro el propósito de la obra. 

Estrenada el 4 de noviembre de 1899, la suite original consta de los siguientes movimientos:

1 - Preludio
2 - Cuadro I: Väinämöinen deleita a la naturaleza y a los pueblos de Kaleva y Pohjola con su canción
3 - Cuadro II: Los finlandeses son bautizados
4 - Cuadro III: Escena en la Corte del Duque Johan
5 - Cuadro IV: Los finlandeses en la Guerra de los Treinta Anos
6 - Cuadro V: La gran hostilidad
7 - Cuadro VI: ¡Despierta Finlandia!

Los primeros cuadros de la obra fueron perdiendo poco a poco interés en favor del poderoso final, que pasó por varios títulos para eludir la censura rusa, quizá el más absurdo sea el de Felices sentimientos al despertar la primavera finlandesa.

Tras una revisión de la obra que afectó a algunos compases del final, la Finlandia que hoy conocemos se estrenó el 2 de julio de 1900 en la Sociedad Filarmónica de Helsinki bajo la dirección de Robert Kajanus.

Llegado este momento, lo mejor es que escuchemos la obra completa que dio origen a Finlandia. La interpretación corre a cargo de la Orquesta Sinfónica de Lahti bajo la dirección de Okko Kamu.



1.  Preludio (00:37) 

Un breve preludio nos pone en situación, un andante con predominio de las maderas, salpicado de algunas fanfarrias de los metales que indican el carácter guerrero de la composición. 

2. Cuadro I: Väinämöinen deleita a la naturaleza y a los pueblos de Kaleva y Pohjola con su canción (04:37)

Estamos en el ámbito mitológico. Väinämöinen es el anciano cantor que funda la tierra de Kaleva, donde transcurren todos los acontecimientos narrados en el Kalevala, la epopeya nacional finlandesa recopilada por Elias Lönnrot (1802 - 1884), la otra gran figura de la cultura finlandesa junto al propio Sibelius. Lönnrot es considerado uno de los padres de la lengua finlandesa.

3 - Cuadro II: Los finlandeses son bautizados  (08:00)

Se hace referencia a la conquista de Finlandia por el Rey de Suecia Erik IX el Santo que introdujo el cristianismo en Finalndia a partir de 1154.

4 - Cuadro III: Escena en la Corte del Duque Johan (14:16)

Un ritmo danzable nos lleva a los tiempos de Johan III de Suecia (1537 - 1592), primero Duque de Finlandia, encarcelado por su hermano Erik XIV de Suecia durante cuatro años, y posteriormente Rey de Suecia tras rebelarse y derrocar a su despótico hermano. 

5 - Cuadro IV: Los finlandeses en la Guerra de los Treinta Años (21:10)

Música de guerra, culminada en una marcha triunfal, nos lleva a la intervención de Suecia en la Guerra de los Treinta Años (1618 - 1648). La participación sueca estuvo plagada de victorias en este complejo conflicto religioso entre los años 1630 y 1635.

6 - Cuadro V: La gran hostilidad (26:17)

Una música grave y amenazadora nos lleva a la Gran Guerra del Norte, en el momento en que el conflicto entre suecos y rusos llega a Finlandia (1710 - 1721). Finlandia es ocupada, la represión rusa es muy dura y la peste acaba de hacer el resto. Un tercio de la población de Helsinki muere en ese periodo.  

7 - Cuadro VI: ¡Despierta Finlandia! (31:25)

Rusia ha convertido a Finlandia en un Gran Ducado desde 1809. Ahora en 1899 pretende acabar con su autonomia. La música que suena la conocemos, y la historia que nos narra también. Es la primera redacción de lo que será el poema sinfónico Finlandia. Excepto algunos cambios en la orquestación la música es idéntica hasta casi el final de la pieza. A partir del minuto 39:05 observamos variaciones importantes, fundamentalmente, no vuelve a aparecer el himno antes de la conclusión, que pierde así parte de su grandeza.

Monumento a Sibelius en Helsinki





No hay comentarios:

Publicar un comentario