miércoles, 5 de noviembre de 2014

Música y política. "La internacional" de Toscanini

El arte y la política son temas que debieran marchar por separado, pero, por desgracia, no es así en nuestros tiempos, ni lo era en los convulsos años de la Segunda Guerra Mundial, ni lo fue en la época de Verdi. Verdi es el autor de la pieza que fue objeto de manipulación propagandística y de la que vamos a hablar.

Todos sabemos que Giuseppe Verdi (1813 - 1901) fue una figura cultural de excepción en la Italia del Risorgimento, su famoso coro de prisioneros hebreos de Nabucco, el Va, pensiero es una suerte de segundo Himno de Italia, sin embrago, el Himno de Italia no lo compuso Verdi, fue obra de Michele Novaro (1818 - 1885), sobre el poema de Goffredo Mameli (1827 - 1849). El célebre Fretelli d'Italia, es asimismo conocido como el Inno di Mameli. El himno empezó a sonar como canción patriótica en 1847 y un siglo más tarde, tras la Segunda Guerra Mundial y la llegada de la República, como forma de gobierno, a Italia, es el Himno Nacional de Italia. Mario del Monaco acompañado de Orquesta y Coro canta una vibrante versión del Inno di Mameli.





En 1862 se celebró la Exposición Universal de Londres. Para la ocasión, fueron encargadas piezas musicales a diferentes compositores destacados. Por, la recientemente unificada, Italia fue Giuseppe Verdi el encargado de componer una pieza festiva con toque patriótico. Para la composición se eligió un texto, del también compositor, Arrigo Boito, futuro libretista de Otello y Falstaff. La obra habla de la amistad entre tres naciones, Italia, representada por el Inno di Mameli, Inglaterra por el Good save the Queen y Francia con la Marsellesa. La aparición de esta última hizo que la obra no se estrenara en el concierto de inauguración de la Exposición para no ofender a Napoleón III con un himno republicano y revolucionario. La obra titulada Inno delle Nazioni (Himno de las Naciones) se estrenó el 24 de mayo de 1862 en un concierto celebrado en el Covent Garden de Londres. La obra está compuesta para tenor, coro mixto y orquesta.





Escuchemos el Himno de las Naciones de Giuseppe Verdi a Luciano Pavarotti, el Coro y Orquesta Philharmonia y la batuta de James Levine.




Han pasado muchos años. En 1922 Italia se ha convertido en un estado fascista bajo el gobierno de Benito Mussolini. Como todo buen dictador, Mussolini utilizó el arte según le convenía, pero se iba a topar con un hueso duro de roer.

En 1919 Arturo Toscanini se había dejado seducir por el nuevo movimiento político que prometía sacar a Italia de su crisis. Convencido pronto que ese movimiento, el fascismo, no era más que populismo acompañado de buenas dosis de violencia, rompió con él y fue un fiero oponente a partir de entonces. Desde la llegada del fascismo al poder los conciertos de Toscanini en Italia eran una manifestación antifascista. En los conciertos era obligatorio tocar el himno fascista Giovinezza, pero Toscanini se negaba siempre. Era obligatorio que en el palco principal de los teatros de Italia hubiese una imagen del Rey y otra de Mussolini. Eso fue así en todos los teatros, pero no en la Scala de Milán, el feudo de Toscanini, el principal escenario de Italia no exhibía la imagen del duce.

En el estreno de Turandot de Puccini en la Scala en 1924 se produjo otro incidente. Iba a acudir Mussolini y buena parte de su gobierno, era obligatorio tocar Giovinezza, Toscanini se negó. Ante la posibilidad de que Toscanini renunciase al estreno si se le obligaba, el duce cedió, el escándalo internacional podía ser demasiado grande.

La tensión siguió en aumento en los conciertos de Toscanini. En 1931 en Bolonia se produjo un grave altercado, Toscanini se negó a tocar Giovinezza y fue agredido por un grupo de camisas negras. Toscanini protestó por telegrama ante Mussolini. Le fue retirado el pasaporte y fue puesto en arresto domiciliario. El escándalo estalló, ante las protestas internacionales fue permitido a Toscanini abandonar Italia. Toscanini prometió no volver a dirigir en Italia mientras viviese Mussolini.

En 1933 Toscanini añadió a su boicot personal la Alemania nazi, después de haber deslumbrado en los Festivales de Bayreuth de 1930 y 1931, dejó de dirigir en Alemania como protesta contra el régimen. En 1937 abandonará el Festival de Salzburgo por el mismo motivo.

Toscanini permaneció en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Se dedicó en exclusiva a dar conciertos benéficos para las fuerzas armadas y para la Cruz Roja. 

El 19 de julio de 1942 dirigirá el estreno americano de la Séptima Sinfonía, Leningrado de Dmitri Shostakovich, en un concierto radiado a más de veinte millones de oyentes. En la Unión Soviética también se combatía el terror nazi y la obra de Shostakovich era una muestra. Por cierto, Shostakovich odíaba esa interpretación.

Al conocerse la caida de Mussolini, Toscanini tuvo una idea, grabar el Himno de las Naciones de Verdi, ahora Inglaterra, Francia e Italia luchaban contra el fascismo. Además modificó el final de la obra, añadiendo la Internacional en honor a la lucha de los soviéticos y finalizando con el Star-Spangled Banner, el Himno de los Estados Unidos. Así lo hizo y así se grabó y se filmó. Era el 31 de enero de 1944.

Escuchemos el final del Himno de las Naciones de Verdi-Toscanini con Jan Peerce y los conjuntos de la NBC dirigidos por Arturo Toscanini.






Imagino que os habréis preguntado dónde está la Internacional. Bueno, al parecer, los soviéticos no resultaron ser un aliado fácil. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, todo lo que sonase a comunista o soviético en Estados Unidos era francamente negativo. La leyenda dice que la parte de la Internacional fue censurada. 

Lo cierto es que en el vídeo no se aprecia que haya un salto, y no es propio de las democracias engañar a sus ciudadanos. Para eso son democracias. No es lógico censurar un documento histórico porque ahora ya no interesa, eso no es propio de una democracia. Para eso están los parlamentos, para controlar lo que hacen los gobiernos, por tanto podemos estar seguros de que eso de que Toscanini dirigió la Internacional como arreglo al Himno de las Naciones de Verdi es otro de esos bulos que corren por internet... O tal vez no.



No hay comentarios:

Publicar un comentario